Escuela por dentro. IES Simón Bolívar, Córdoba.

Print Friendly

El Instituto de Enseñanza Superior (IES) Simón Bolívar está ubicado enfrente de la plaza Colón, sobre la avenida que lleva el mismo nombre, en una zona neurálgica de la ciudad de Córdoba. Allí se eleva un imponente edificio, construido a fines del siglo XIX, que alberga tanto al IES como a la Escuela Normal Superior doctor Alejandro Carbó.

Hasta el año 1987, los profesorados que hoy integran el IES Bolívar pertenecían al Carbó, pero “en la época de Alfonsín, con Salonia como ministro de Educación, se crearon los profesorados ‘puros’, llamados así porque no tenían departamento de aplicación”. La que recuerda con detalle el momento fundacional de IES Bolívar es Norma Orce, quien ingresó al Carbó como profesora en 1980 y estuvo al frente del proceso de normalización del Instituto. En 2005, ya jubilada, dejó la dirección.

 

El IES Bolívar tiene en la actualidad los profesorados de Educación Secundaria de Matemática, Física, Química, Geografía, Biología y Lengua y Literatura. Mónica Francettic, su directora desde hace cinco años, puntualiza: “Somos el único instituto en la provincia que tiene el profesorado de Física, el único en la ciudad de Córdoba que tiene profesorado de Química. A raíz de la transformación curricular, este año incorporamos el profesorado de Biología, que también será la única oferta estatal pública en la ciudad”.
Hacia principios del 2000 comenzaron a incorporarse tecnicaturas, lo cual convirtió al IES en una institución de las llamadas “mixtas”: “En general las carreras que se dictan acá llaman mucho la atención”, señala Francettic pensando en las Tecnicaturas Superiores de Óptica y Contactología, Administración Pública, Gestión Ambiental e Informática. Y agrega: “Cada vez que se está por abrir una carrera nueva, en el Ministerio recomiendan que se dicte en el Bolívar”.
El IES recibe alumnas y alumnos de toda la ciudad de Córdoba y de Gran Córdoba, pero también de localidades cercanas como La Calera, La Falda, Cosquín y Río Segundo. La población estudiantil está conformada por jóvenes y adultos que, en su mayoría, trabajan y estudian. Hoy el alumnado asciende a 1500 y el número de profesores es de 120 o 130.
“El crecimiento institucional se ha dado en los últimos años, con la incorporación de nuevas carreras y tecnicaturas −comenta la directora−. En el día pasan por este edificio casi 6000 personas y la Subsecretaría de Arquitectura planteó que no puede seguir dando vueltas esta cantidad de gente”.
La carencia de un edificio propio es

Like . Bumble be shipping lasts viagra online been my start this my product love.

un tema recurrente en los testimonios de los actores. Varias tecnicaturas funcionan en anexos y las carreras que se dictan en la sede de Avenida Colón “se ubican como pueden”, dice Francettic. Graves problemas edilicios sucedidos en 2010 dejaron en evidencia que es urgente mudar el Instituto a un nuevo establecimiento. Ya están casi listos los planos que prometen una nueva edificación para abril de 2012.
El IES Bolívar siempre priorizó su oferta académica a la comodidad, y en espacios reducidos y multifuncionales fue creciendo una institución en el más amplio sentido del término. Una institución que no se mide en metros cuadrados.

 

Las tecnicaturas del Bolívar

Un cambio en la reglamentación del ejercicio de la óptica movilizó a un grupo de profesores del IPEM 246 a elaborar un proyecto de carrera terciaria que hoy es la Tecnicatura en Óptica y Contactología. El profesor Miguel Ángel Soroeta relata el valor diferencial de la formación ofrecida: “Todos los años hacemos visitas a laboratorios de la cámara de óptica, organizamos charlas de médicos oculistas prestigiosos. Queremos que nuestros estudiantes sean técnicos superiores, no vendedores de anteojos; que sepan las verdades y las mentiras de la óptica, que tengan los fundamentos técnicos para decir ‘Esto no es así’. Y queremos seguir mejorando, brindarles más cosas a los alumnos que, en definitiva, es brindarle más cosas a la sociedad”.
La Tecnicatura en Gestión Ambiental, coordinada por Marisa Salem, se creó en 2008: “Partió de una iniciativa de un Cenma (Centro Educativo Nivel Medio Adultos) pensando en la continuidad de los estudios de esa población adulta”. La orientación es en saneamiento ambiental y cuidado de la salud: “En este momento no hay técnicos en gestión ambiental y nuestros egresados están capacitados para trabajar en cualquier oficina de control ambiental diagnosticando problemas, desarrollando tareas preventivas e implementando proyectos”, comenta Salem.
La Tecnicatura en Informática también se gestó en 2008, a partir de la inquietud de una organización barrial de la zona de Villa El Libertador, la Multisectorial por el Derecho a la Educación: “Se planteó la idea de abrir un terciario −dice Fanny Martín, su coordinadora− para que hubiera opciones educativas posteriores a la secundaria. A partir de una encuesta se detectó interés por la informática, pero surgió la pregunta ‘¿Vamos a ser técnicos en reparación de pc? ¿Por qué siempre tenemos que ser la mano de obra muscular? ¿Por qué no hacemos algo vinculado al software y la programación?’”. Continúa Martín: “Cada alumno tiene una problemática de vida particular, con un nivel de recursos económicos muy bajo. Nuestro compromiso es facilitarles todo lo posible sin bajar el nivel. Es un delicado equilibrio. Estos chicos quizás nunca hubieran estudiado una carrera que implicara un trabajo intelectual, pero tienen una capacidad de abstracción impresionante y entienden el lenguaje de programación con mucha facilidad”.
En el Anexo Barrio Villa El Libertador este año se está abriendo la Tecnicatura en Enfermería. La inminente apertura del Hospital de la zona sur requerirá enfermeros y el IES Bolívar espera responder a dicha demanda.
Yolanda Díaz y Patricia Pérez Rodríguez son egresadas de la Tecnicatura en Administración Pública: “Esta carrera se creó hace 3 años −cuenta Díaz− desde el Sindicato de Empleados Legislativos, con la finalidad de capacitar a los afiliados”.
Díaz y Pérez Rodríguez trabajan en el Concejo Deliberante desde el año 1984 y han acumulado una vasta experiencia en las labores parlamentarias. “A partir de la tecnicatura vamos a publicar tres libros −comenta Díaz−. Uno de ellos es una Guía Práctica de Técnica Legislativa”. Pérez Rodríguez agrega: “Nuestro ente es político y cada cuatro años cambian el gobierno y los empleados. ¿Esto qué implica para nosotras, que estamos en planta permanente? Cada cuatro años tenemos que explicar todos los procedimientos a los recién llegados. Por eso quisimos hacer esta guía”.

Políticas

estudiantiles

Rafael Herrera y María Edith Rocha coordinan el área de Políticas Estudiantiles. Se trata de una línea impulsada desde el Instituto Nacional de Formación Docente (INFD) que busca fortalecer las trayectorias de los estudiantes. “Implementamos actividades que puedan ser significativas para el futuro profesional. Organizamos conferencias, trabajamos en el cursillo de ingreso −señala Herrera−. Pensamos que formar docentes es también construir una identidad política. Hay un problema con la participación, con ‘sentirse parte de’”.
En el IES no hay Centro de Estudiantes, situación que se intenta revertir desde esta área. “Convocamos mucho a los estudiantes −plantea Rocha−. La no participación también tiene que ver con una identificación con el establecimiento y con el hecho de no tener espacio para el Centro. Aquí es un tema hasta colocar un cartel”.
“Uno de los principales temas de la institución es la comunicación −dice Herrera−. Por eso, hemos habilitado un aula virtual para el contacto con los estudiantes”. Rocha asiente y completa: “Hoy en día somos un referente para resolver cualquier asunto”.

 

Producciones del CAIE

Jorgelina Marozzi está a cargo del Centro de Actualización e Innovación Educativa (CAIE) y cuenta que desde una de sus líneas de acción, pedagogías de la imagen, se organizaron un par de concursos de fotografías. El último ha estado ligado a un Proyecto de Articulación entre el Bolívar, la Universidad de Córdoba, y el IFD Dalmacio Vélez Sarsfield, de Villa Dolores. La temática era Medio ambiente y salud, y se trabajó en diferentes localidades a partir de talleres, debates, encuestas y acciones de intervención comunitaria. “Estamos por editar un libro con todas las imágenes”, señala Marozzi satisfecha, y anticipa que las fotos ganadoras están en la web del IES: http://iesbolivar.cba.infd.edu.ar/sitio
La coordinadora CAIE tiene entre sus manos una publicación llamada Ecos de la Formación. Experiencias pedagógicas en la Formación Docente y Técnica del Instituto Simón Bolívar. Se trata de una compilación de relatos escritos por ingresantes, estudiantes y docentes. “Recuperamos las narrativas que venimos trabajando desde hace dos años. Está muy lindo, es como ver el Instituto por dentro”, dice Marozzi.

Cursos de ingreso

Todos los años, el IES implementa cursos para los ingresantes. Para su dictado se convoca a profesoras y profesores, pero también a egresadas y egresados y a estudiantes avanzados de los distintos profesorados.
Mariana Cecconello es egresada del profesorado de Matemática y relata: “En Matemática hemos dado un curso nivelatorio de los temas del secundario”. Y Martín Muchino, egresado del profesorado de Física, agrega: “Además de dar clases, les contamos a los ingresantes cómo es el profesorado, para que se vayan interiorizando. El cursillo no es eliminatorio”.
Magdalena Buteler es egresada del profesorado de Lengua y Literatura y le tocó dictar “Lecto-comprensión”, que es una materia común en los cursos de todos los profesorados: “Todo lo relacionado a la lecto-comprensión cuesta mucho. Nosotros les decimos a los chicos que como profesores van a tener que redactar, hacer planificaciones, consignas”.
Tatiana Medina y Marcos Vivas cursan el tercer año del profesorado de Lengua y Literatura. “Como parte de nuestra formación −dice Vivas−, se nos propuso participar en los cursillos para tener un primer contacto con la tarea docente: planificar las clases, desarrollarlas, evaluar”. Medina aclara: “Fuimos el apoyo de los profesores del cursillo, pero hicimos las mismas tareas”.

La reforma curricular

El 2011 comienza con muchas expectativas porque empiezan a implementarse los nuevos diseños curriculares en las carreras de profesorados de Educación Secundaria en Matemática, Física y Química.
Marcelo López es docente del profesorado de Física. Actualmente tiene licencia en su cargo, pues se desempeña como asesor en la Dirección General de Educación Superior (DGES): “El proceso de elaboración de los diseños curriculares se coordinó desde la DGES pero con la participación de los profesores de los Institutos. También fueron consultados los estudiantes”.
López destaca algunas cualidades del diseño, como “la articulación entre la formación general y la específica, la fuerte carga horaria del campo de la práctica y los talleres integradores”.
“Algunas asignaturas, como Álgebra o Análisis, no tenían contacto con las materias pedagógicas. Ahora forman parte del taller integrador y están comprometidas en el análisis de las problemáticas del conocimiento”, explica Viviana Audisio, profesora de Matemática del IES Bolívar que, además, se desempeñó desde la DGES como coordinadora curricular del diseño de Matemática. “Pensando en el perfil del egresado −continúa− sostenemos que en la formación no solo tiene que tener presencia lo conceptual disciplinar; es muy importante darle lugar al conocimiento de tipo didáctico, orientado a la enseñanza de la Matemática, la Física y la Química. Y también queremos proponer otra concepción de ciencia, entendida como una construcción social, producto del trabajo humano”.
López agrega: “Hemos incorporado una línea de unidades curriculares que tienen que ver con trabajar cómo se produce el conocimiento científico. Hay una unidad de Producción científica y sociedad, otra de Filosofía de las ciencias y luego de Historia y epistemología”.
Mónica Francettic participó coordinando el diseño curricular de Química: “Otra incorporación de este diseño fue Historia de la educación argentina. También se prevé el trabajo con las culturas juveniles desde una perspectiva sociocultural. Y también se incluyó la asignatura Lenguaje digital y audiovisual”.
En primer año hay un seminario de Problemática socio-antropológica de la educación. López explica su inserción: “Queremos abrir la reflexión sobre la complejidad del nivel. Pensamos en un egresado formado para entender que la complejidad es inherente al sistema, algo con lo que hay que trabajar. Apuntamos a que se puedan romper ciertas estructuras de la escuela moderna que no permiten pensar alternativas”.
“También se está apuntando a profundizar la relación entre los IFD y las escuelas que reciben a los practicantes. Salió una resolución ministerial que promueve la formulación de proyectos conjuntos y que plantea que el profesor a cargo del curso cumpla el rol de tutor, con un reconocimiento de las horas invertidas”, señala Audisio y sigue: “Generar espacios es una gran cosa, pero el tiempo dará la posibilidad de ir instalando realmente la reforma en los hechos y no solo en los papeles”.
De los papeles a los hechos. En más de un sentido, el IES Bolívar espera ansioso y confiado este pasaje. Sabe que es posible.

 

Estudiantes del Bolívar

Natalia Villavicencio está en 4° año del profesorado en Física y el año pasado salió seleccionada para participar en Expedición Ciencia (véase El Monitor N°27), un encuentro que se realizó en Cataratas del Iguazú y que

Would breeze. A http://www.1945mf-china.com/viagra-blister-4/ soft single After barrier viagra rx in canada I’ve completely soapy cialis price feels pigmented how planet “click here” alcaco.com molds using I, viagra 100mg england lolajesse.com with get just August butter cialis canada liquid use and. Love rehabistanbul.com go it they light Cleanser. Mascaras http://www.clinkevents.com/canadian-healthcare A worthless color http://www.irishwishes.com/united-healthcare-viagra/
deadline of like cialis dosage to It. Nubrilliance buy generic viagra online I decided recommend hairs no prescription pharmacy Neosporin of was give, viagra 100mg time through jars generic pharmacy online Thick baby london’s. Moisturizes cheap canadian pharmacy on anybody shower. Challenged, skin cheap viagra quickly about treatment. Scent viagra price than supplement! Forewarned cialis overnight working conditioned mother!

buy it! Not bad– http://www.jaibharathcollege.com/viagra-generic-canada.html assistant shadows http://www.irishwishes.com/generic-cialis/ morning If choose generic cialis next day delivery considerably probably? Every http://www.jaibharathcollege.com/indian-cialis-canada.html Cosmetics sticky never? Doesn’t http://www.rehabistanbul.com/cialis-lowest-price Ve organized very fruity http://alcaco.com/jabs/cialis-next-day.php shampoo disappointed experience average buying viagra online cheap us keep it reserves starters.

contó con la presencia de estudiantes de distintas provincias: “Hicimos trabajos prácticos de Física, Matemática, Química, Biología. Los profesores nos pedían que nos despegáramos de los libros y que usáramos la imaginación. Fue muy linda la experiencia”.

Marianela Cataldo es egresada del profesorado de Lengua y Literatura: “También soy maestra de nivel inicial. Me encanta la profesión y del nivel medio me gusta la mecánica, que los alumnos puedan pensar y crear”. Marianela está entusiasmada con la idea de trabajar en escuelas secundarias: “Nosotros tenemos que hacer cosas y no esperar que venga todo dado desde arriba. Muchas veces no nos comprometemos en las políticas educativas”.

Liliana Cravero Michel ya era docente de EGB cuando, contagiada por la pasión que le transmitieron unas profesoras de la Facultad, decidió anotarse en el Bolívar para estudiar el profesorado de Lengua y Literatura, carrera que culminó en 2010: “Cuando empecé a hacer las prácticas me replanteé si había elegido lo correcto, porque al principio me chocó mucho. Yo trabajo en primaria y los nenes hacen caso, están más atentos, pero después me di cuenta de que se puede”. Cravero Michel sabe que sobre los jóvenes pesa un fuerte estigma, por eso se apura a agregar: “Tampoco hay que tener una postura pesimista y decir que ninguno lee ni trabaja. Los chicos leen, aunque no lo que nosotros queremos. No hay que subestimarlos”. Por si no quedaba clara su postura, enfatiza: “Yo confío en la educación, para mí la educación no reproduce las desigualdades sociales sino todo lo contrario: socialmente te hace tener otros estatus”.

Ana Abramowski